Problemas para dormir, ¿CÓMO FAVORECER EL SUEÑO?

Son muchas las personas que llegan a consulta con problemas para dormir y cómo favorecer el sueño, es comprensible que sea un tema que preocupe a quienes que lo sufren. El sueño se trata de una necesidad básica de nuestro organismo que nos permite disponer de un buen estado de salud y, cuando no tenemos un sueño reparador, seguramente una buena parte de la población conozcamos qué nos ocurre. Podemos levantarnos de mal humor y arrastrarlo durante todo el día, pudiendo llevarnos a serios problemas para nuestra salud, tanto a nivel psicológico como físico.

¿QUÉ FACTORES INFLUYEN LOS PROBLEMAS PARA DORMIR?

Podemos encontrar distintos factores que influyen en la calidad de nuestro sueño. Nuestras acciones a la hora de comenzar el momento «irnos a dormir» favorecen o dificultan un sueño lo suficientemente bueno.

Además, es más probable que, personas que tienden a preocuparse con facilidad, que reaccionan de una forma más ansiosa ante determinadas situaciones o reaccionan reprimiendo sus emociones, se enfrenten a lo largo de su vida a dificultades a la hora de dormir. Incluso, en ocasiones, independientemente de las características de cada persona, el hecho de vivir una situación estresante puede estar directamente relacionado con el despertar precoz o con problemas para conciliar el sueño.

CONSECUENCIAS SOBRE NUESTRA SALUD

Los problemas de sueño pueden acarrearnos mucho sufrimiento. Es frecuente que nos afecte en nuestro estado de ánimo, mostrando más irritabilidad e incluso experimentando miedo cuando se acerca la hora de dormir. También puede afectar en nuestro rendimiento, siendo menos productivos o mostrando más dificultad para concentrarnos. Todo esto, entre otras posibles consecuencias, puede desembocar en una peor calidad de vida.

Sin embargo, nuestro organismo es muy inteligente. Siempre tiende a buscar el equilibrio, por lo tanto, si no tenemos un sueño reparador durante un periodo de tiempo corto, no tiene por qué ser peligroso. Nuestro organismo buscará la forma para mantenerse alerta.

RECOMENDACIONES

Los malos hábitos son incompatibles con el sueño.

¿Quién no se ha acostado alguna vez siendo el móvil lo último que ha tenido entre sus manos? Esta sería una práctica no recomendable. Se debe a que la melatonina es una hormona producida naturalmente por nuestro cuerpo que favorece el sueño. La oscuridad provoca que nuestro cuerpo produzca más melatonina y la luz disminuye la producción de melatonina. Por lo tanto, la luz del móvil afecta a su producción. Sustituir el uso del móvil por otra actividad como la lectura, por ejemplo, podría ser una buena forma de modificar este hábito.

En relación a la alimentación, cuidado con consumir grandes cantidades de comida antes de acostarnos, pero, OJO, tampoco acostarnos con hambre, ya que podría provocar que nos despertásemos durante la noche. Además, evitar bebidas estimulantes y evitar fumar poco antes de dormir, cuidando la temperatura de la habitación y el ruido también son medidas a tener en cuenta.

Para favorecer el sueño, otro aspecto conveniente sería tratar de establecer rutinas a la hora de acostarnos, para que nuestro cuerpo aprenda cuándo se acerca la hora de dormir. Asimismo, establecer un horario regular para levantarnos y acostarnos favorece nuestro descanso, evitando dormir siestas durante el día.

Si os dais cuenta, todas estas recomendaciones son bastante accesibles y permiten un descanso más satisfactorio. ¿Os animáis a ponerlas en práctica?

Pide cita con nuestro equipo si tienes problemas para dormir.